Teología del sacerdocio XXXII

18,00

Toda la vida cristiana, y consiguientemente también la vida del sacerdote, debe estar impulsada por el amor de Dios, un amor que nos precede, capacita e impele a proyectarlo, desde Cristo, en el amor servicial y generoso a los demás. El presente volumen recoge las ponencias del XXXVI Simposio Internacional de Teología del Sacerdocio. El simposio se abrió con la intervención de Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, que centró su ponencia en el ministerio presbiteral como como “epifanía y transparencia” de Cristo en la Iglesia. El presbítero está llamado a conformar su vida con aquellas actitudes y comportamientos que tuvo Jesucristo, el buen Pastor, fuente última de todo amor, un amor que lleva a entrar en diálogo con el hombre. El profesor D. Francisco Pérez Herrero disertó sobre el amor a Dios y a su Palabra en la vida sacerdotal, proponiendo a san Jerónimo como un ejemplo a seguir. A la amistad con Dios exhorta de manera insistente san Agustín, tema desarrollado por el P. José Luis Narvaja, SJ. La ponencia se centró en los primeros intentos de san Agustín en orden a establecer una vida en común que, aunque fracasaron, sirvieron para su comprensión definitiva del concepto de amistad, que ha de apoyarse en la mutua búsqueda de Dios. Una expresión singular de la apertura a la Transcendencia y del amor al Dios trinitario es la oración, “signo eficaz” del esfuerzo de maduración espiritual y de la identificación amorosa y libre con el Señor. El tema fue abordado por el P. Ramón Álvarez Velasco, OSB. La oración es para el sacerdote el mejor modo de reflejar su fe, su consagración a Dios y su servicio a los demás.

Información adicional

Título

Teología del sacerdocio XXXII

ISBN

9788419307248

Editorial

Editorial Monte Carmelo

Autor

Facultad de Teología del Norte de España